El torniquete infantil,
una inyección de valentía.

Detector de valentía

Detector de valentía: Las inyecciones son quizás el momento que más temen los pequeños pacientes. Una buena práctica por parte del profesional sanitario es esencial, pero también lo es establecer un escenario propicio para que el niño se relaje minimizando la tensión. Por este motivo, en vez de usar el torniquete habitual creado para adultos, que al tratarse de una goma anudada puede infligir dolor a los pequeños, se ha desarrollado un modelo más adaptable y que incorpora una estética infantil.

Detector de valentía

Detector de valentía

Con el motivador lema y concepto del “Detector de valentía”, se intenta convertir el momento de máximo estrés en un juego, con el objetivo de distraer a los niños mientras se les practica la inyección. Fácilmente visible para los niños, la cinta tiene impresa una escala de valentía que empieza en un signo “-” junto a la imagen de un león triste, y que evoluciona hasta un signo “+” con un león rugiendo y valiente al lado. De este modo, mientras el profesional sanitario va ajustando el torniquete al brazo, el niño ve cómo en la escala va incrementando su valentía para acabar siendo “valiente como un león”.